Fausto Spotorno brindó una charla para empresarios pymes, por los 100 años de la Cámara

La conferencia auspiciada por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), se denominó “La economía postpandemia”. En la misma, el economista destacó que “la función del empresario es estar atento para descubrir qué es buen negocio y qué no lo es”.

¿Cómo ve a las pymes en nuestro país?

Podemos dividir las cuestiones, en cuanto a las restricciones y en cuanto a las capacidades.

El problema de las pymes es que les está faltando flujo del bueno, no de ese que genera pesos y no sabes qué hacer con los pesos. El crédito se está achicando porque el Banco Central está esterilizando y va sacando pesos del sistema.

Prácticamente el 80% de los depósitos del sistema se los está llevando el Banco Central o el Gobierno nacional o los gobiernos provinciales en su conjunto, por lo que está quedando muy poquito crédito para las pymes. Entonces tenés menos crédito y una presión tributaria enorme. También hay altos costos de administración tributaria.

El otro gran problema es la conflictividad laboral. Eso se ha reducido bastante por la pandemia, pero igual, todo lo que es juicio laboral termina afectando.

Hoy el sistema en Argentina no está pensado para que las pymes puedan crecer. Está pensado para absorber flujos de fondos. Para evitar ese crecimiento, para poner trabas por todos lados. No hay un esquema donde una pyme pueda funcionar tranquila.

En cuanto a lo positivo, en los sectores pymes es donde se ven las ideas más innovadoras e interesantes. De hecho es la razón de ser de la pyme. En el sector pyme es clave estar atento y allí es donde está la capacidad innovativa en general.

La función del empresario es la de encontrar el negocio. Dónde hay un negocio que nadie vio. Es el tipo que está con las antenitas prendidas buscando negocios. A veces falla y ahí está el riesgo, pero esa es su función.

Los empresarios están buscando la oportunidad y el punto importante es que cuando encontrás eso, es cuando se genera riqueza. Cuando lográs proveer a la gente de algo nuevo o de algo que necesitaba y no sabía y vos lográs proveérselo a menor costo, generás riqueza.

¿Cuáles son los desafíos post- pandemia?

A nivel macro tenemos demasiados desafíos. Hay que ordenar la economía que tiene una inflación fenomenal, ordenar un régimen que no lleva al crecimiento económico. Se ha castigado mucho al empresario.

Microeconómicamente, el desafío es cómo manejarse en estas condiciones. Muy importante es no errar, porque el impacto del error es muy grave.

Para no errar hay que hacer dos cosas claves: una es cuidar el negocio, no subinvertir, porque por ahí te empezás a quedar con mucho dinero en efectivo y no sabés que hacer con los pesos. Tené lo suficiente como para asegurarte de que el negocio va a seguir funcionando, porque estas cosas pasan y después querés tener el negocio andando.

Lo segundo es no tomar demasiados riesgos, tampoco sobreinvertir siendo ultraoptimista, diciendo “esto va a andar”, porque eso no va a pasar.

Y la tercera es elegir muy bien dónde invertir. Hay oportunidades, porque siempre hay oportunidades, lo que pasa es que cuando la situación macro es complicada esas oportunidades no rinden tanto o son más escasas. Entonces hay que buscarlas.

¿Cuáles son esas oportunidades?

Algunas que se me ocurren son invertir en ciertos rubros. Por ejemplo en Buenos Aires se desarrollaron mucho los barrios privados durante la pandemia. Por ahí en el futuro los estudiantes tienen que volver a la ciudad, entonces se puede pensar en construir esos departamentos para estudiantes, que son los que van a tener que volver.

No hay que olvidarse de que si sos un empresario y estás invirtiendo es porque elegiste tomar riesgos y buscar negocios, que a veces te van a generar ganancias, y a veces no.

No hay que olvidar esa función del empresario por más que el día a día te carcoma todo el tiempo. Es parte del rol. Entendemos que en esta situación es muy difícil porque tomar riesgos en un escenario que ya es riesgoso de por sí, es complicado.

Volviendo a los rubros para invertir ¿Cuáles son?

Hay rubros que andarán bien, por ejemplo el turismo. Después de la pandemia hay mucha gente que querrá y tendrá que volver a su nivel habitual de turismo. Mucha decidirá hacer turismo de forma más asidua. Además, con esto del home office, algunos grupos etarios van a hacer una vida más nómade.

Pero hay que tener cuidado, no significa que hay que hacer hoteles cinco estrellas por todos lados. Puede ser que sí, pero hay que tener cuidado. También depende de las zonas. Por ahí las convenciones del futuro, que son las que atraen este tipo de turismo se harán en espacios diferentes.

También el turismo joven va a crecer muchísimo. Relacionado a la naturaleza y a las ciudades, por esto de que hay gente que puede trabajar desde la casa y si no tenés chicos no estás atado.

El turismo va a evolucionar y ahí va a haber oportunidades de inversión. Además porque Argentina está muy barato para el turista en este momento. Eso también influye.

Vamos a ver qué pasa con los espectáculos. Ese rubro también debería tener un renacimiento.