Qué herramientas podemos utilizar para manejar el estrés en pandemia

El Dr. Daniel López Rosetti realizó un repaso por la situación que estamos atravesando debido a la pandemia. Explicó que es un fenómeno que afectó a todo el mundo, generando un estrés psicosocial, aunque cada uno debe detectar la herramienta que mejor le sirva para atravesarlo.

La pandemia surgida por la propagación del virus del COVID-19, a principios de marzo, ocasionó un escenario de cambios en todos los ámbitos de la vida, incluyendo, por supuesto el laboral.

En medio de este caos, no fue raro que los equipos de trabajo se desorientaran, haciendo que sea costoso mantener el ritmo, y por qué no decirlo, entendernos.

En este contexto, y como parte del trabajo gremial de la Cámara, durante este tiempo se realizaron encuestas con el fin de conocer qué temáticas interesaban al sector. No fue una sorpresa descubrir que en los resultados, uno de los temas más solicitados tenía que ver con el estrés y el manejo de emociones grupales.

Por esta razón, para atender esta importante demanda,  es que desde la Cámara, con el apoyo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)  y de las firmas Garantizar; Meucci Automotores; Komsa S.A.; Transporte RAOSA S.R.L.;  ACA Salud; Pekin MOTORS;  KIA Del Norte; Dallas; Casa Borras S.A.; Medios y Estrategias y  Nuevo Banco del Chaco, se gestionó una charla virtual del Dr. Daniel López Rosetti, sobre el “Manejo del Estrés Psicosocial”.

El Dr. López Rosetti es un reconocido Especialista en Medicina del Estrés, que en el último tiempo se ha vuelto aún más famoso, por sus consecutivas apariciones en programas televisivos y radiales. Es también autor de las particulares prescripciones médicas donde receta aumentar la dosis de abrazos, besos, risas para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Todo este escenario hizo que no fuera sorpresa que la convocatoria resulte un verdadero éxito, con más de 300 participantes, que se extendieron más allá del público pyme y empresarial.

En una amena charla, el invitado de lujo brindó a los presentes un recorrido por la situación que estamos viviendo y las herramientas que debemos utilizar para enfrentarla, sin caer en estados de crisis.

Estrés Psicosocial

El Dr. López Rosetti explicó “El sinónimo de la palabra estrés es sufrimiento. El estrés es un fenómeno individual y se genera cuando las circunstancias (de diversas índoles) superan la capacidad de resistencia de una persona. Lo que estamos viviendo ahora es una cosa bien diferente, porque estamos viviendo un estrés psicosocial, porque alcanza  a toda nuestra sociedad al mismo tiempo. Esto se da durante desastres naturales, guerras. Es una situación que nos hace sufrir a todos al mismo tiempo, pero nunca vivimos uno tan extendido como esta pandemia, porque esto paró el planeta”.

Ante esta situación el Dr. reconoció que la diferencia está en qué hace cada persona con esto que está sucediendo, ya que “la solución la tiene cada uno, porque existen herramientas, pero la solución está en cada uno”. En este sentido, también reconoció que “todo lo que se hace en conjunto es mejor. Para reír o para llorar, todo lo que se comparte es mejor”.

“Algunas de las herramientas para manejar las tensiones y el estrés son: saber decir que no; mantener los vínculos sociales; el buen manejo del tiempo; tener proyectos; tener una comunicación horizontal; hacer actividad física; la buena alimentación; hacer yoga; meditar. Esas son las herramientas, lo que no sabemos es qué tuerca floja tiene cada uno, y por ende qué herramienta le sirve a cada uno. Pero cada uno sí sabe qué tuercas flojas tiene y si no lo sabe debe preguntarle al de al lado, al que uno quiere y respeta, porque la visión del otro siempre nos ayuda”, se explayó el especialista.

Y agregó: “Yo tengo mis recetas, pero cada uno debe encontrar la suya. Porque el manejo del estrés lo tiene que escribir cada persona. Se puede agarrar una hoja en blanco, dividirla por la mitad y de un lado poner todo lo que me hace bien y del otro lo que no me gusta hacer y no me hace bien. Una vez hecho esto,  dentro de las posibilidades, se debe aumentar la dosis de lo que hace bien y disminuir la dosis de lo que hace mal. Es algo muy simple pero funciona”.

Zona de confort

Continuando la charla, el Dr. López Rosetti explicó que muchas veces, para enfrentar la realidad debemos salir de nuestra zona de confort, porque así se puede crecer personalmente y desarrollar herramientas.

“La pandemia nos sacó de golpe a todos de nuestras zonas de confort. Por eso estamos obligados a desarrollar capacidades y potestades. Tenemos que hacer una introspección, ver cómo somos, preguntarle al de al lado y aumentar la dosis de lo que nos gusta hacer”.

Además, expuso que es necesario trabajar la empatía, “abuenarse” (aunque reconoció que la palabra no exista), ser más buenos de lo que habitualmente somos, para ponernos en el lugar del otros y desarrollar la empatía. Porque cuando nos ponemos en el lugar del otro, aumenta la conexión y el vínculo social, lo que hace que el estrés baje.

Un apartado especial se llevó la explicación de que se debe “hacer foco”. “No se debe hacer foco solamente en el problema, si no que se debe prestar atención también a las cosas buenas que seguimos teniendo en este contexto”, aclaró el Dr.

Para concluir López Rosetti habló de que hay que ser resilientes, tener proyectos para disminuir la incertidumbre. “Debemos tratar de salir más grandes de lo que entramos, eso es ser resilientes. Todos somos resilientes, pero también debemos trabajar para desarrollar esta capacidad, por eso hay que hacer foco y ver la cara iluminada del problema. Debemos pensar cómo vamos a estar a futuro, cómo queremos estar, porque cómo vamos a estar en parte depende de nosotros mismos. No es fácil, pero es la que nos tocó”, finalizó.

 Estrés comercial

Desde el Centro de Aprendizaje Integral, (CAI), la couch Alcira Álvarez nos brindó una breve explicación de qué es el estrés comercial y de qué manera poder atravesarlo.

Generalmente el estrés laboral surge ante la incertidumbre y  falta de organización que genere estabilidad al mantenimiento de la vida organizacional.

El estrés comercial, nos lleva a una fase de desmotivación que repercutirá de manera directa en el desarrollo de nuestro trabajo, con algunas consecuencias como: falta de concentración, ausentismo, cansancio.

Por eso, para evitar esta situación debemos tener claro tres ideas básicas sobre las que tiene que girar nuestra forma de trabajo: organización, realismo y motivación.

La  falta de organización, genera impacto en el recurso tiempo.  A veces tiempo sobra, por lo tanto saber gestionar es la clave fundamental para aplicar a los proyectos. Una buena idea es comenzar cada día con un organigrama que mejore la manera de trabajar.

Por otro lado, a cada uno nos gustaría vender el volumen de un mes en un día, pero eso no es un objetivo real, empeñarse en conseguirlo nos lleva a la frustración que nos conduce a una fase de desmotivación y estrés comercial. Por lo tanto debemos ser realistas, tener objetivos claros y no caer en la trampa de la exigencia o de la no exigencia.

Por último, la motivación juega un papel clave en la gestión del estrés comercial. Es importante darle sentido a nuestro trabajo, más allá del dinero, es darle vida a lo que hacemos. Sentirnos realizados y conseguir nuestros objetivos, creará un estado de felicidad y satisfacción que se verá reflejado en nuestro trabajo y el impacto será importante sobre nuestros resultados.