Venta ilegal, habilitaciones, cortes de calle, ordenamiento territorial fueron las demandas de comerciantes ante el Concejo Municipal

La Cámara de Comercio de Resistencia fue sede de una nueva sesión del Concejo Municipal de Resistencia, con su presidente Alfredo González a la cabeza, junto al vicepresidente primero Ernesto Scaglia, el vicepresidente segundo Omar Camps y la secretaria Verónica Dufva Nielsen.

Contó con la presencia del presidente del Concejo, Gustavo Martínez y los ediles María Teresa Celada, Martín Bogado, Alicia Frías, Gricelda Ojeda y Nancy Sotelo.

Al inicio de la sesión, los socios presente tuvieron oportunidad de plantear sus principales preocupaciones y de solicitar a los concejales que se encarguen de legislar sobre esos temas para dar respuestas al sector comercial.

El encargado de comenzar fue el presidente de Cámara de Comercio quien manifestó que uno de los temas que más preocupan a los comerciantes de la ciudad es la problemática de la venta ilegal.

Señaló que este mismo planteo lo hicieron ante diferentes autoridades y que desde la institución consideran que es preciso que se tomen las medidas correspondientes para que la mercadería no ingrese a la ciudad, porque una vez que ya está en la calle es muy difícil controlar, debido a que quienes se dedican a la venta son familias que necesitan de ese dinero para su sustento.

Además, indicó que de este modo se generan las condiciones para una competencia desleal, debido a que quienes se dedican a la venta ilegal no pagan impuestos como sí lo hacen los comerciantes que tienen sus negocios en regla, quienes además cuentan con personal en blanco, pagan alquileres, y todos los tributos.

Sesión del Concejo Municipal.

HABILITACIONES

Luego, un socio planteó un inconveniente que se le presentó cuando su hijo fue a la Municipalidad a realizar los trámites de habilitación para hacer una fiesta electrónica. Luego de haber presentado toda la documentación que le solicitaron no conseguía concluir el trámite porque un funcionario municipal encargado de firmar el certificado de habilitación no se encontraba en ese momento en el Municipio.

Tras contar su experiencia pidió que se establezcan reglas claras para la habilitación de locales y los permisos para realizar eventos, porque las personas que se dedican a eso pierden tiempo y dinero realizando procedimientos que muchas veces resultan infructuosos.

ORDENAMIENTO TERRITORIAL

Un asociado del rubro inmobiliario, pidió que se haga hincapié en dictar normas tendientes al ordenamiento territorial. Indicó que hay muchas habilitaciones para obras que salen por vía de excepción y que llega un momento en que eso se convierte en regla. La normativa no contempla todos los casos necesarios y esto genera trabas para los desarrollares que quieren invertir en la construcción de diferentes tipos de obras.

MOTOS EN LAS VEREDAS

Otra de las socias presentes reclamó por las motos que se estacionan en las veredas. Tiene su negocio ubicado en Santa María de Oro y Santiago del Estero y asegura que todos los días tiene que lidiar con este problema. Indicó que en la zona hay inspectores de tránsito pero que no se encargan de multar o de hacer que se lleven esos vehículos que se encuentran mal estacionados. Además, recordó que desde hace un tiempo hay nuevos espacios destinados para el estacionamiento exclusivo de motos pero sin embargo siguen ocupando la vereda de su local con este fin.

Sesión del Concejo Municipal.

CORTES DE CALLES

Una socia que tiene su negocio ubicado en el centro de la ciudad pidió que desde el Concejo se elaboren normativas para ordenar el tránsito cuando se realizan manifestaciones que incluyen cortes de calles. Señaló que la gente en esos casos, no sabe por dónde cruzar la calle, no sabe cuál es el recorrido de los colectivos y se genera un caos. Esto perjudica a los comercios que están ubicados en la zona porque los ciudadanos evitan ir al centro por todos los inconvenientes que generan los cortes que se registran a diario.

COMPROMISO DE ACCIÓN

Al cierre de la sesión, el Presidente del Concejo y los ediles se comprometieron a atender las demandas de los comerciantes reconociendo que hay falencias en la normativa vigente y que es preciso modificar y actualizar los procesos para agilizar los trámites, facilitar las tareas y ordenar la ciudad en sus diferentes aspectos.