Las mejores aplicaciones para que las pymes puedan organizarse este 2020

El sinfín de tareas que se realizan dentro de las pequeñas y medianas empresas, y que muchas veces, dependen solo de uno o pocos responsables, hace que la tecnología sea cada vez más una aliada estratégica. Aquí las apps más útiles para organizarse, gestionar y mejorar la productividad.

Actualmente existen tantas aplicaciones como tareas deben desarrollar las pymes y las personas dentro de ellas. Saber cuál es la ideal puede ser todo un reto, por lo que hay que investigar para conocer las características de cada una y quedarse con la que mejor cubra nuestras necesidades.

Para que esta búsqueda sea más fácil aquí se presentan las apps organizadas por categorías, en relación a las tareas que ayudan a cumplir.

Apps para organizarse:

Evernote: sirve para tomar notas y sincronizarlas en todos los dispositivos. Aunque sencilla en su planteamiento, las posibilidades son ilimitadas, y también lo son sus aplicaciones en el mundo empresarial. Desde anotar ideas de negocios o estrategias, hasta hacer listas de tareas pendientes o recordatorios. Y no solo permite almacenar mensajes, sino que se pueden organizar imágenes, notas de audio, archivos.

En su versión gratuita es una herramienta excelente para organizarse a nivel personal y laboral, pero dispone, además, de un plan orientado a empresas que integra un completo gestor de tareas para el trabajo colaborativo.

Pocket: es una especie de almacén de contenidos, una versión renovada de los marcadores en los navegadores. Si en algún momento se hizo uso de los marcadores, probablemente se haya llegado a ese punto en el que dejan de ser útiles, por el simple hecho de que ya hay cientos de ellos guardados. Aquí es donde entra Pocket: esta aplicación multidispositivo permite guardar artículos, vídeos, y prácticamente cualquier tipo de contenido.

Apps para mejorar la productividad:

Asana: se trata de una aplicación orientada a la coordinación y organización del trabajo, de modo que los integrantes de una empresa sepan qué tareas les han sido asignadas y en qué plazo se espera que las completen. Es visual e intuitiva y permite organizar tareas desde el momento en que surge una necesidad hasta que se completa la tarea, pasando por distintos estados como “en proceso” que, como responsable de negocio, ayudarán a tener una visión global del estado de cada proyecto.

Para equipos pequeños, la versión gratuita del programa puede ser más que suficiente, aunque considerando el ahorro de tiempo y recursos que supone, es más que aconsejable considerar la opción de pago en caso de que la gratuita se quede corta.

Trello: permite crear equipos y organizar proyectos en tantas tareas como se desee, indicando en cada momento el estado de cada una de ellas. En su plan gratuito incluye tantos miembros, tableros, adjuntos y listas de tareas como se quiera. No hay límite. Por lo que puede ser una solución ideal para empresas que trabajen con equipos algo más grandes pero que tengan suficiente con la organización que aporta Trello.

Todoist: en su versión Business, se trata de otra aplicación para empresas orientada a la gestión de equipos y proyectos. Permite adjuntar archivos, conversar entre los miembros del equipo, establecer notificaciones cuando ocurran cambios en los proyectos compartidos, programar recordatorios, establecer prioridades. Además destaca por su seguridad, ya que los datos estarán cifrados, y se realizarán copias de seguridad automáticas de ellos.

Apps de comunicación:

Grammarly: actualmente, solo servirá para comunicaciones en inglés con clientes, proveedores, contactos, ya que aun no existe su versión en español. Se trata de un asistente de escritura que se instala como extensión de Chrome y que corrige la gramática de todo lo que se escribe: ya sea un email, un post en Facebook, una entrada en un blog. Una correcta gramática y ortografía no se deben subestimar ya que son un factor importantísimo en la imagen que la empresa tenga en sus clientes o potenciales clientes. Así que, si se utiliza el inglés en el ámbito laboral, está disponible para instalarla gratuitamente.

Skype: es un clásico, pero no por ello menos útil a la hora de organizar reuniones online con clientes o potenciales clientes a los que no es posible visitar presencialmente. El potencial de esta herramienta es enorme ya que ayuda a ahorrar el tiempo que se utilizaría en desplazarse. Skype no solo permite realizar videoconferencias, también permite chatear, lo que puede ser una herramienta eficaz de comunicación incluso entre compañeros de una misma empresa.

Fuente: aplimedia.com

 

Fecha de publicación: 16-03-2020.-