Chalet Rapaccioli: 101 años de historia recuperados para los resistencianos

Ubicado en la intersección de las calles Bartolomé Mitre y Corrientes, este antiguo edificio fue encargado como vivienda por Adolfo Cayetano Rapaccioli en 1917 al arquitecto italiano Bruno del Mónico, que con tan solo 26 años, fue el primer arquitecto en llegar a Resistencia.

Cuenta la historia que en ese momento estos dos hombres se hicieron amigos, por lo que Rapaccioli le encargó el diseño y construcción de la vivienda donde viviría con su esposa y sus 7 hijos, cuyo predio originalmente era de 50x 50 mts.

Una vez terminado, los Rapaccioli vivieron allí hasta 1945. Luego de más de una década de estar deshabitado, entre 1960 y 1975, pasó a ser una dependencia del Ministerio de Agricultura de la Provincia; entre 1975 y 1982 fue sede del Museo de Ciencias Naturales ‘Augusto Schulz’; y desde 1985 funcionó como una clínica privada, ocasión en que se realizó la primera restauración a cargo de la empresa Rolón-Vargas.

Los especialistas lo definen como un chalet pintoresquista suburbano con un estilo ecléctico y afrancesado, haciendo hincapié en la capacidad de del Mónico para reproducir características  europeas y adaptarlas a esta zona.

Existen varias discusiones y mitos en torno a este emblemático edificio que desde hace años fue declarado Patrimonio Cultural de la ciudad de Resistencia y de la Provincia. Pero lo cierto es que fue el primero que el famoso arquitecto, que construyó más de 250 edificios en la ciudad, hizo, implantando un estilo y una “moda” que fue expandiéndose.

Uno de los datos curiosos que guardan también las paredes de este bello lugar, es que en una época vivieron allí varias familias allegadas a los Rapaccioli, lo que también permite dar cuenta de las grandes dimensiones de dicha construcción.

RECUPERAR LA HISTORIA

Hace poco más de un año, la arquitecta Luciana Petraglia, hija del Dr. Guillermo Petraglia, propietario actual del Chalet y bisnieta de Adolfo Rapaccioli, se propuso llevar adelante un ambicioso proyecto. El mismo consistía en restaurar y poner en valor dicho espacio, teniendo presente, como ella misma explica que: “Si bien tiene un propietario, es de la ciudad y la idea es compartirlo y que la gente pueda apropiarse de él”.

“Las ganas de hacerlo comenzaron hace 8 años, cuando con mi compañero y también arquitecto que estuvo conmigo en este proyecto Renzo Pallud, hicimos nuestra tesis de grado para recibirnos. El trabajo para restaurarlo llevó aproximadamente 8 meses”, cuenta Luciana. Que además aclara que los elementos utilizados para restaurar y refaccionar el Chalet fueron los originales, tejuelines, aberturas, pináculos, que se encontraban resguardados, gracias al cuidado especial que su padre tuvo años atrás.

El proyecto, que quedó inaugurado en diciembre pasado, con el evento “OpenHouse” (organizado por Luciana en conjunto con Mercedes Gabardini y Renato Chiapello) que permitió a los resistencianos entrar, recorrer y disfrutar del Chalet, estuvo financiado con fondos privados de la empresa Fresenius Medical, al dejar de ocupar la propiedad. Además, contó con el aporte del Gobierno, a través del Instituto Provincial de Vivienda, encargado de la refacción de las veredas públicas. Fue la primera vez, después de aproximadamente 40 años que el edificio se abrió al público, generando una gran convocatoria.

“Durante el Open, pudimos darnos cuenta del interés que el Chalet despierta en la gente. Y la verdad es que un poco buscamos darle a Resistencia la posibilidad de contar con un espacio único.
Porque hay otros lugares similares pero no se pueden ocupar. Por eso hoy este está disponible para la realización de eventos de carácter cultural y empresarial: cenas, reuniones, agasajos, presentaciones. Además actualmente se alquila constantemente para sesiones fotográficas, ya que tiene una excelente iluminación natural”, explica Luciana.

Y agrega: “Este trabajo también sirvió para reconstruir la historia del Chalet, ya que se encontraba muy dispersa y desordenada. Este patrimonio, al igual que otros es lo que nos queda de historia e identidad y si no respetamos esa identidad no vamos a tener raíces ni base a las que atarnos”, finaliza esta joven arquitecta que muestra una vez más el empuje y la cuna de arte que Resistencia es y representa.

 

CONTACTO
*Arq. Luciana Petraglia:
Cel. (362) 433 9295
*Facebook:
Chalet Rapaccioli
*Instagram:
Chalet Rapaccioli

 

Fotos: Gentileza Familia Petraglia.